ACTUALIDAD

Todo lo que no te puedes perder de Milan Fashion Week

Milan Fashion Week es una de las semanas de la moda que más expectación crea. Durante la semana de la moda italiana presentan sus colecciones algunas de las firmas de moda más importantes del panorama y toda la industria viaja a la ciudad para ser partícipe de ello.

Esta edición, la de primavera verano 2023, ha estado marcada por grandes firmas que presentaban nuevos directores creativos, como ya comentamos en el post anterior, pero también hemos visto otras firmas, con diseñadores que ya conocemos de sobra, que merece la pena comentar. Vamos allá:

Prada

No hay Milan Fashion Week sin Prada, esto es un hecho, algo irónico teniendo en cuenta lo alejada que se muestra del espectáculo por el espectáculo, de las lentejuelas y los brillos. En este caso, la pareja de diseñadores, Raf Simons y Miuccia Prada, dicen haberse inspirado en “cómo la vida y la humanidad crea las prendas, sin superficialismos, pero con trazas de ser vestidas y vividas”. Esto resulta en siluetas limpias con acabados en muchos casos sin rematar, quizá por esa idea de que la humanidad sigue evolucionando. Lo cierto es que, por mucho que Prada se diferencie del resto, tiende a ser la que acierta a futuro y la que sabe lo que ocurrirá en siguientes temporadas, ¿vamos, entonces, encaminados hacía un estilo más sobrio?

Gucci

Gucci sorprendió al mundo con un desfile inspirado en los gemelos. Una colección que no puede ser más Alessandro Michele, como acostumbra a hacer la firma, que ha creado una estética reconocible como pocas con plot twist final como espectáculo. Y es que, el desfile empezó confundiendo a los asistentes, que tras ver el título de la colección, Twinsburg, y la cantidad de menciones que se hacía a los gemelos en la nota repartida a los asistentes, esperaban ver modelos gemelos o algo por el estilo, pero no parecía ser así. Y decimos parecía porque, durante todo el show el desfile parecía ser un desfile normal, con modelos normales, cada uno diferente al anterior. Hasta que, en el último momento, una pared que estaba a un lado de la pasarela se levantó dejando ver que no solo cada modelo tenía a su gemelo idéntico desfilando simultáneamente al otro lado de la pared, sino que también había otro público viendo ese segundo desfile (para ellos ese sería el original y el otro el segundo, claro) al mismo tiempo. Una locura.

Bottega Veneta

Después del éxito descomunal del intrecciato y los accesorios de Bottega Veneta, la firma se está estableciendo como la abanderada del effortless chic y de la moda realista. En este caso ha subido a la pasarela prendas de lo más sencillas (en el mejor sentido de la palabra) como vaqueros y tank tops, todo con un toque grunge que nos hace recordar la década de los noventa. Además, y como nota de espectáculo, la mismísima Kate Moss desfiló en esta presentación, si eso no es noventero…

Diesel

Hablando de espectáculo, Diesel tiró la casa por la ventana. La invitación fue un juguete sexual, las modelos desfilaron alrededor de una figura hinchable que batió el Récord Guinness a la más grande jamás creada, y 5000 personas se sentaron en el público, 3000 de ellas consiguieron su entrada gratuita online, 1600 eran estudiantes a los que se les reservó la plaza y 200 los habituales en estos eventos: celebrities, influencers y prensa. Una presentación democrática, por lo tanto. Según Martens, director creativo de Diesel, la colección estaba dividida en 4 partes: denim, ropa utilitaria, “pop” y “extravaganza”, esta es según sus propias palabras “la receta para Diesel”. La colección es una gran demostración de la capacidad que tiene la firma a la hora de tratar con el denim, que en este caso se ha mezclado con otros tantos materiales, una colección claramente dirigida a la clientela más joven, y es que el 70% del publico no superaba los 26 años.

Dolce & Gabbana

Muchas firmas utilizan celebrities para ganar notoriedad en redes pero Dolce & Gabbana lo ha llevado al siguiente nivel haciendo una colección en colaboración con la más celebrity entre las celebrities: Kim Kardashian, colección llamada #CiaoKim. El proceso en el que se ha llevado a cabo la colaboración se centra en mirar al pasado. En este caso, Kim eligió piezas de las colecciones de la casa de entre 1987 y 2007 y después, el dúo de diseñadores se encargó de recrearlas para primavera verano 2023.

Sí, ha sido la misma Kim, a la que en su día los italianos llamaron barata, la encargada de echarles un cable, quién sabe cuanto habrán pagado por ello. Las tuercas han cambiado y ahora la familia Kardashian al completo está siendo el salvavidas de la firma, no olvidemos la boda a la italiana ultraviral patrocinada por D&G de Kourtney Kardashian hace unos meses en los que la firma puso incluso una pop up store. Jamás sabremos cuál es el verdadero trato que hay tras este lavado de cara que le está haciendo el clan Kardashian a una de las firmas más controvertidas y, por lo tanto odiadas de la industria, pero el mero hecho de ver semejante campaña de marketing sin complejos ni disimulos crea interés de por sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies