ACTUALIDAD,  TENDENCIAS

Todo el mundo quiere ser una Motomami

La moda, y sobre todo las tendencias, funcionan así. De repente, varios agentes influyentes del sector, ya sean firmas, celebrities o medios de comunicación, se ponen de acuerdo en sacar la misma tendencia al mismo tiempo, y el mundo decide si la toma o la deja. Generalmente, a mayor influencia de estos agentes, mayor posibilidad de que el mundo se deje llevar.

Esta vez, eso que lo ha tomado todo han sido las motos, o más bien la estética que rodea a las motos, porque la moto, en realidad, no la necesitas para nada.

Serán las ganas de rebeldía tras la época de restricciones, un aburrimiento de las temporadas de comfy-chic que llevamos a las espaldas, el auge de los materiales técnicos… lo cierto es que una vez que la tendencia está sobre la mesa, es fácil buscar razones para su llegada pero, siendo sinceros, aquí cada uno tiene una teoría siempre y la realidad es que nos importa más bien poco.

Lo importante es que ha llegado y pronto decidiremos si nos sumamos en la primera ola o seremos los últimos en hacerlo, porque lo más probable, es que acabemos cayendo.

El bikercore (ese es el nombre semi-técnico que ha recibido) está de moda, y esta vez no vale con enfundarse la clásica chaqueta Perfecto que todos tenemos en el armario, porque esta vez no nos fijaremos en los rockeros de los 80 que montaban Harleys y completaban su uniforme con unos Levi’s. Ahora la tendencia mira al futuro y a lo técnico.

La chaqueta motera de hoy se llama Racing Jacket, una chupa más rígida y realista, y es más, a diferencia de la anterior, esta sí se usa para conducir. Pero no todo se queda en la chupa, los pantalones esta vez son de cuero rígido y los accesorios técnicos a más no poder con pequeños tintes del Y2K (vaya sorpresa). Las prendas que vemos en las pasarelas imitan las prendas de seguridad que llevan los que van sobre ruedas, aportando un punto de gran rigidez a una silueta que cada vez se estaba relajando más.

Y ¿a quién podríamos culpar o agradecer todo esto? Pues como siempre, a todos y a ninguno. Puede que la gran líder de todo esto sea Rosalía, la creadora del concepto Motomami que ni siquiera sabíamos que necesitábamos, pero ella sola no hubiera montado semejante huracán. Firmas como Dior, Balmain y Diesel han subido la tendencia a la pasarela de un modo tan obvio que era imposible no verlo, el bolso Motorcycle de Balenciaga se ha puesto de nuevo de moda, celebrities como Kim Kardashian o Rihanna ya la han validado y el fast fashion ya se ha hecho eco para que todo el mundo, tarde o temprano, acabe cayendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies